Teoria X y Teoria Y, de Mc Gregor




 Douglas Mc Gregor se preocupó por distinguir dos concepciones opuestas de administración, basadas en ciertos presupuestos a cerca de la naturaleza humana: La tradicional (a la que denominó Teoría "X") y la moderna (a la que llamó Teoría "Y").
1.- Concepción tradicional de la administración: teoría "X". Se basa en las siguientes premisas:
- La motivación primordial del hombre son los incentivos económicos (salario).
- El hombre es un agente pasivo que requiere ser administrado, motivado y controlado por la organización.
- Las emociones humanas son irracionales y no deben interferir el autointerés del individuo.
- Las organizaciones pueden y deben planearse de tal manera que el sentimiento y las características imprevisibles puedan neutralizarse y controlarse.
- El hombre es esencialmente perezoso y debe ser estimulado mediante incentivos externos.
- Los objetivos individuales se oponen a los de la organización, por lo que se hace necesario un rígido control.
- El hombre es básicamente incapaz de lograr el auto control y la disciplina.
Dentro de esa concepción tradicional del hombre, la labor de administración se ha visto restringida al empleo y al control de la energía humana, únicamente, en la dirección de los objetivos organizacionales. La concepción de administración es la siguiente:
- La administración responde por la organización de los elementos de la empresa productiva (dinero, materiales, equipos y personal) en interés de los fines económicos.
- Es el proceso de dirigir el esfuerzo de las personas, motivarlas, controlar sus acciones y modificar su comportamiento según las necesidades de la organización.
- Sin la intervención activa de la organización, las serían pasivas frente a las labores de la organización e inclusive se resistirían a ellas. Por consiguiente, sus actividades deben ser dirigidas. Esto significa, que administrar consiste en lograr que las personas hagan las cosas.
- Detrás de esta teoría hay diversas creencias:
a.- El hombre es negligente por naturaleza: evita el trabajo o trabaja lo mínimo posible y prefiere ser dirigido.
b.- La falta de ambición: no le gusta tener responsabilidades y prefiere verse libre de obligaciones.
c.- Es egocéntrico.
d.- Es crédulo, no es muy lúcido.
e.- Su propia naturaleza lo lleva a no querer cambios, pues ansía la seguridad.


2.- Concepción moderna de la administración: teoría "Y". Se basa en un conjunto de supuestos de la teoría de la motivación humana:
- El trabajo puede ser una fuente de satisfacción o una fuente de castigo.
- El hombre debe poner la autodirección y el autocontrol al servicio de los objetivos que se le confían.
- Confiar objetivos es una manera de premiar.
- El hombre común aprende, no sólo a aceptar, sino a buscar responsabilidades.
- La capacidad de desarrollar un alto grado de imaginación, ingeniosidad, en solución de los problemas organizacionales se encuentra en la mayoría de la población.
- En las condiciones de la sociedad industrial moderna, el potencial intelectual del hombre sólo se utiliza parcialmente.
- Las personas poseen motivación básica, capacidad de desarrollo, patrones de comportamiento adecuados y están capacitados para asumir responsabilidades.
La labor de la administración se vuelve mucho más amplia:
- La administración es responsable de la organización de los elementos de la producción de la empresa: dinero, materiales, equipos, personas, para que ella alcance sus fines económicos.
- Las personas no son pasivas por naturaleza ni renuentes a colaborar con las necesidades de la organización.
- La labor primordial de la administración es crear condiciones organizacionales y
métodos de operación mediante los cuales las personas puedan alcanzar con mayor facilidad sus objetivos individuales, y dirigir sus esfuerzos hacia los objetivos de la organización.
Dentro de esta concepción, administrar es un proceso de crear oportunidades, liberar potencialidades, retirar obstáculos, ayudar al crecimiento y proporcionar orientación; es una administración por objetivos, no por controles.

La teoría "Y" propone un estilo de administración basado en los valores humanos.
Mc Gregor recomienda una serie de ideas para su aplicación:
a.- Descentralización y delegación. Medios eficientes para obtener cierto grado de libertad para dirigir sus labores, adquirir responsabilidades y satisfacer las necesidades del ego.
b.- Ampliación del cargo y mayor significación del trabajo. Aceptar responsabilidades en la organización, proporcionar oportunidades para satisfacer las necesidades sociales y de estima.
c.- Participación y administración consultiva. Impulsan a las personas a dirigir su energía creadora en pos de los objetivos organizacionales, permitiéndoles participación en las decisiones que las afectan y oportunidades para satisfacer necesidades sociales y de estima.
d.- Autoevaluación del desempeño. En algunas empresas se han hecho experimentos para que los individuos establezcan sus propias metan u objetivos y hagan una autoevaluación anual o semestral de su desempeño. El superior jerárquico ejerce un gran liderazgo en este proceso al exigir mayor capacidad del administrador. El individuo se ve precisado a adquirir mayor responsabilidad en la planeación y evaluación de su propia contribución para conseguir los objetivos de la organización.